web site hit counter Canaan negro y otros relatos de horror sobrenatural - Ebooks PDF Online
Hot Best Seller

Canaan negro y otros relatos de horror sobrenatural

Availability: Ready to download

A pesar de la brevedad de su carrera literaria, Robert E. Howard (1906-1936), que nunca abandonó la casa familiar en la localidad texana de Cross Plains, contribuyó de un modo decisivo al surgimiento y auge de la literatura pulp norteamericana en los años veinte y treinta del pasado siglo con la publicación en revistas populares, como Weird Tales, de centenares de relatos A pesar de la brevedad de su carrera literaria, Robert E. Howard (1906-1936), que nunca abandonó la casa familiar en la localidad texana de Cross Plains, contribuyó de un modo decisivo al surgimiento y auge de la literatura pulp norteamericana en los años veinte y treinta del pasado siglo con la publicación en revistas populares, como Weird Tales, de centenares de relatos de terror, aventuras, fantásticos, históricos, etc., fruto de su poderosa imaginación. Impulsó junto con su amigo epistolar H.P. Lovercraft y el californiano Clark Ashton Smith, «los tres mosqueteros de Weird Tales», el fenómeno fandom, que tanta influencia ha tenido en la cultura popular, y dio origen, anticipándose unos años a JRR Tolkien, al género de fantasía heroica (Espada y Brujería) con su héroe bárbaro Conan el Cimerio o el peregrino justiciero del siglo XVI Solomon Kane. Sobre la variedad de registros y temáticas de que era capaz la fértil imaginación de Howard, el aficionado encontrará en este volumen, Canaan negro y otros relatos de horror sobrenatural, una buena muestra. Los dieciocho relatos reunidos en esta antología han sido traducidos directamente de los textos originales, la mayoría publicados en vida de Howard, desechando las ilegítimas adulteraciones que sufrieron en ediciones posteriores. Entre ellos se pueden destacar Los moradores bajo la tumba y Canaan negro, dos soberbias narraciones de horror sobrenatural; los cuentos de fantasmas La perdición de Dermod y Aguas inquietas; los relatos de civilización perdida Delenda Est, La Casa de Arabu y La marca del cabo, o dos piezas que podrían adscribirse al género de weird menace, La Cosa con pezuñas y El fantasma del anillo. Cabeza de lobo = Wolfshead -- Aparición en el cuadrilátero = Apparition in the prize ring -- El terrible tacto de la muerte = The fearsome touch of death -- El horror del túmulo = The horror from the mound -- El hombre en tierra = The man on the ground -- La marca del cabo = The cairn of the headland -- El fantasma del anillo = The haunter of the ring -- La luna de Zambebwei = Moon of Zambebwei -- Canaan negro = Black Canaan -- Los muertos no olvidan = The dead remember -- La casa de Arabu = The house of Arabu -- La perdición de Dermod = Dermod's bane -- Delenda Est -- Aguas inquietas = Restless waters -- El horror sin nariz = The noseless horror -- La cosa con pezuñas = The hoofed thing -- La última canción de Casonetto = Cassonetto's last song -- Los moradores bajo la tumba = The dwellers under the tomb


Compare

A pesar de la brevedad de su carrera literaria, Robert E. Howard (1906-1936), que nunca abandonó la casa familiar en la localidad texana de Cross Plains, contribuyó de un modo decisivo al surgimiento y auge de la literatura pulp norteamericana en los años veinte y treinta del pasado siglo con la publicación en revistas populares, como Weird Tales, de centenares de relatos A pesar de la brevedad de su carrera literaria, Robert E. Howard (1906-1936), que nunca abandonó la casa familiar en la localidad texana de Cross Plains, contribuyó de un modo decisivo al surgimiento y auge de la literatura pulp norteamericana en los años veinte y treinta del pasado siglo con la publicación en revistas populares, como Weird Tales, de centenares de relatos de terror, aventuras, fantásticos, históricos, etc., fruto de su poderosa imaginación. Impulsó junto con su amigo epistolar H.P. Lovercraft y el californiano Clark Ashton Smith, «los tres mosqueteros de Weird Tales», el fenómeno fandom, que tanta influencia ha tenido en la cultura popular, y dio origen, anticipándose unos años a JRR Tolkien, al género de fantasía heroica (Espada y Brujería) con su héroe bárbaro Conan el Cimerio o el peregrino justiciero del siglo XVI Solomon Kane. Sobre la variedad de registros y temáticas de que era capaz la fértil imaginación de Howard, el aficionado encontrará en este volumen, Canaan negro y otros relatos de horror sobrenatural, una buena muestra. Los dieciocho relatos reunidos en esta antología han sido traducidos directamente de los textos originales, la mayoría publicados en vida de Howard, desechando las ilegítimas adulteraciones que sufrieron en ediciones posteriores. Entre ellos se pueden destacar Los moradores bajo la tumba y Canaan negro, dos soberbias narraciones de horror sobrenatural; los cuentos de fantasmas La perdición de Dermod y Aguas inquietas; los relatos de civilización perdida Delenda Est, La Casa de Arabu y La marca del cabo, o dos piezas que podrían adscribirse al género de weird menace, La Cosa con pezuñas y El fantasma del anillo. Cabeza de lobo = Wolfshead -- Aparición en el cuadrilátero = Apparition in the prize ring -- El terrible tacto de la muerte = The fearsome touch of death -- El horror del túmulo = The horror from the mound -- El hombre en tierra = The man on the ground -- La marca del cabo = The cairn of the headland -- El fantasma del anillo = The haunter of the ring -- La luna de Zambebwei = Moon of Zambebwei -- Canaan negro = Black Canaan -- Los muertos no olvidan = The dead remember -- La casa de Arabu = The house of Arabu -- La perdición de Dermod = Dermod's bane -- Delenda Est -- Aguas inquietas = Restless waters -- El horror sin nariz = The noseless horror -- La cosa con pezuñas = The hoofed thing -- La última canción de Casonetto = Cassonetto's last song -- Los moradores bajo la tumba = The dwellers under the tomb

30 review for Canaan negro y otros relatos de horror sobrenatural

  1. 4 out of 5

    Oscar

    Este libro es una muestra de la gran variedad de temas sobre los que escribió Robert E. Howard a lo largo de su corta vida, que dio lugar a cientos de relatos. En esta antología podemos encontrar fantasmas, hombres lobo, momias, brujos, nigromantes, hombres-vudú, weird menace, criaturas prehistóricas, entidades lovecraftianas, antiguas civilizaciones y demás entes sobrenaturales. Vamos, una variedad de lo más suculenta para el aficionado (y el no aficionado) a este tipo de literatura. Mención ap Este libro es una muestra de la gran variedad de temas sobre los que escribió Robert E. Howard a lo largo de su corta vida, que dio lugar a cientos de relatos. En esta antología podemos encontrar fantasmas, hombres lobo, momias, brujos, nigromantes, hombres-vudú, weird menace, criaturas prehistóricas, entidades lovecraftianas, antiguas civilizaciones y demás entes sobrenaturales. Vamos, una variedad de lo más suculenta para el aficionado (y el no aficionado) a este tipo de literatura. Mención aparte para la edición de Valdemar, como siempre impecable y estupenda (da gusto tener en las manos sus libros), así como la ilustración que la acompaña, de la mano de Juan Antonio Serrano García, donde se nos muestra a un trasunto de Howard pergeñando pesadillas en su máquina de escribir. Estos son los 18 relatos incluidos en ’Canaan negro y otros relatos de horror sobrenatural’: Cabeza de lobo. En una mansión africana donde se celebra una fiesta, empiezan a sucederse extraños hechos durante la noche. Buen relato. Aparición en el cuadrilátero. El aspirante, Ace Jessel, se enfrenta al vigente campeón, un pedazo de bestia, en un tremendo combate, con hecho sobrenatural de por medio. Estupendo relato, donde se nota el gusto de Howard por este deporte. El terrible tacto de la muerte. Falred decide velar a un recién fallecido, sabiendo que no tenía amigos, hasta que algo le sobresalta. Interesante relato de tintes psicológicos, que bebe de Poe y Bierce. El horror del túmulo. Un granjero se obsesiona con lo que se oculta en un extraño túmulo que hay en sus tierras, proveniente de la Conquista española. Buen relato de corte vampírico. El hombre en tierra. Dos hombres que se odian a muerte, mantienen un tiroteo. Buen relato de fantasmas. La marca del cabo. Dos investigadores se encuentran con un túmulo gaélico, que oculta una oscura fuerza. Buen relato. El fantasma del anillo. Un joven marido, ante el extraño comportamiento de su esposa, decide consultar a sus amigos. Buen relato. La Luna de Zambebwei. Bristol McGrath, el protagonista, recibe una misiva en la que se entera de que su amada sigue viva, por lo que se le conmina a regresar de inmediato. Al volver, enseguida se dará cuenta del maléfico peligro que se está gestando. Buen relato. Canaan negro. El protagonista recibe aviso de regresar inmediatamente a su tierra, donde se están produciendo extrañas muertes de blancos. Buen relato, donde prima el vudú y la magia negra. Los muertos no olvidan. Ambientado el en Oeste, narra el error que cometió un hombre al asesinar a una pareja. Extraordinario relato de fantasmas. La Casa de Arabu. Phyrras el argivo es perseguido por una entidad demoníaca. Interesante relato. La perdición de Dermond. Un hombre decide ir a Galway, donde vivieron sus ancestros, para recuperarse. Buen relato de fantasmas. Delenda Est. Genserico y sus hombres deciden acudir en auxilio de Roma, hasta que una aparición le hace recapacitar. Interesante. Aguas inquietas. Relato ambientado en una taberna en una noche de tormenta, donde se reúnen marineros y capitanes. Interesante relato de fantasmas. El horror sin nariz. Un par de amigos son requeridos por Cameron, un famoso egiptólogo. Relato de momias, previsible, pero aun así bueno. La Cosa con pezuñas. Relato de tintes lovecraftianos, donde todo gira en torno a un solitario vecino, y a las extrañas desapariciones de animales y personas que se están produciendo en la zona. Magnífico relato. La última canción de Casonetto. El protagonista recibe el último vinilo de un aficionado a la magia negra que acaba de ser ajusticiado en la cárcel. Buen relato. Los moradores bajo la tumba. Job Kiles acude angustiado a sus vecinos en busca de ayuda, ya que cree haber visto a su hermano fallecido en la ventana. Es entonces cuando deciden acudir a la tumba del mismo para cerciorarse. Gran relato. Estamos, por tanto, ante una buena variedad de relatos cortos del malogrado Robert E. Howard, uno de los precursores del fandom, junto a su amigo H.P. Lovecraft, allá por los tiempos de Weird Tales. Hay para todos los gustos, unos mejores que otros, y puede servir para descubrir a este autor, sobre todo para aquellos que piensen que únicamente escribió historias de Conan el Cimerio. Howard tenía un gran talento como narrador, y este libro es una buena muestra.

  2. 5 out of 5

    L-ssar

    Ninguna sorpresa, relatos de terror en la línea Pulp y muy del círculo de Lovecraft. Divertidos para entretenerse como lectura ligera aunque a veces se hacen un poco repetitivos por tener una estructura muy similar entre ellos (desde la forma de contarlo, cómo de se desenvuelve la historia y el final "sorprendente"). Aunque se supone que no debemos juzgar a un autor y su obra fuera de su contexto es cierto que el machismo y el racismo que destila su obra a veces cansa un poco: resulta curioso lo Ninguna sorpresa, relatos de terror en la línea Pulp y muy del círculo de Lovecraft. Divertidos para entretenerse como lectura ligera aunque a veces se hacen un poco repetitivos por tener una estructura muy similar entre ellos (desde la forma de contarlo, cómo de se desenvuelve la historia y el final "sorprendente"). Aunque se supone que no debemos juzgar a un autor y su obra fuera de su contexto es cierto que el machismo y el racismo que destila su obra a veces cansa un poco: resulta curioso lo inteligente que era ese grupo de escritores para unas cosas y lo mundanos que eran para otras, pero bueno para eso tenemos "Territorio Lovecraft" :P A pesar de todo, la selección de relatos es buena y está equilibrada y se nota que es la pluma que dió vida a Conan.

  3. 4 out of 5

    Ignacio Senao f

    No voy a hablar de Robert E. Howard, pues ya he hablado suficiente en los anteriores libros sobre sus relatos y él. Todo lo de este señor es magnífico, punto Por primera vez le daré un toque a esta editorial que me robo el corazón. Puedo entender que no hagáis una introducción como viene siendo habitual en ustedes sobre el autor, pues ya se hizo en el anterior libro “Los Gusanos de la Tierra”. Pero utilizar la misma regla en la elección de relatos, ya que habéis repetidos algún que otro… Hay bast No voy a hablar de Robert E. Howard, pues ya he hablado suficiente en los anteriores libros sobre sus relatos y él. Todo lo de este señor es magnífico, punto Por primera vez le daré un toque a esta editorial que me robo el corazón. Puedo entender que no hagáis una introducción como viene siendo habitual en ustedes sobre el autor, pues ya se hizo en el anterior libro “Los Gusanos de la Tierra”. Pero utilizar la misma regla en la elección de relatos, ya que habéis repetidos algún que otro… Hay bastante material de Howard como para no cometer esta “cagada”.

  4. 5 out of 5

    Israel

    Dieciocho relatos del escritor Robert E. Howard ( 1906-1936 ), traducidos directamente de originales del escritor, sin adulteraciones ni modificaciones, editados y publicados por Valdemar, editorial que cuida y mima todo relato, cuento o novela del género de terror. Si quieren leer algo realmente terrorífico acudan a esta editorial y sus ganas de pasar un mal rato se verán recompensadas. Los 18 relatos tocan toda una variedad de temática sobrenatural o inquietante, dando una muestra de la fértil Dieciocho relatos del escritor Robert E. Howard ( 1906-1936 ), traducidos directamente de originales del escritor, sin adulteraciones ni modificaciones, editados y publicados por Valdemar, editorial que cuida y mima todo relato, cuento o novela del género de terror. Si quieren leer algo realmente terrorífico acudan a esta editorial y sus ganas de pasar un mal rato se verán recompensadas. Los 18 relatos tocan toda una variedad de temática sobrenatural o inquietante, dando una muestra de la fértil imaginación y talento de éste escritor. Aparte de variedad temática que se abordan en éstos relatos, fantasmas, vampiros, maldiciones, monstruos, mitologías antiguas, en algunos de ellos averiguamos que el escritor era un racista de cuidado, como queda demostrado en los relatos de Canaan negro o La luna de Zambebwei y al parecer también era un poco machista, donde las mujeres son simples damiselas que para salvar el pellejo tienen que ser salvadas por un aguerrido y valiente hombre, blanco y anglosajón, por supuesto. Dejando de un lado mi crítica a la ideología retrógrada y supremacista de éste escritor, hay que reconocer que el escritor era hijo de su tiempo, nació y vivió en una época donde el racismo era lo normal y habitual. Al margen de esos dos relatos claramente racistas y ofensivos, destaco algunos buenos relatos, como Aparición en el cuadrilátero, una curiosa mezcla de historia de boxeo y fantasmas; El horror del túmulo; El terrible tacto de la muerte, donde nos muestra cómo la paranoia y una calenturienta imaginación nos pueden jugar una mala pasada; la Cosa con pezuñas, un claro homenaje a Lovecraft; y El hombre en tierra, un original relato de western y fantasmas. Es una buena y variada selección de relatos, donde podemos conocer más a fondo a éste escritor y saber que no sólo fue el creador del famoso bárbaro cimmerio Conan y que en su corta vida nos dejó unos relatos donde nos demuestra su talento e imaginación tocando gran variedad de temáticas del horror y lo sobrenatural.

  5. 5 out of 5

    Guillermo Martinez

    Cabeza de lobo un interesante relato de hombres lobo, que sin ser el actor principal, la atmósfera que rodea el cuento es fascinante, vale la pena leerlo.

  6. 4 out of 5

    Modesto Alcañiz Alberola

    Massa racista i misògin.

  7. 4 out of 5

    Rodrigo Tello

    Cabeza de Lobo: el narrador llega a un castillo en el África, a orillas del Níger, donde, de visita, conocerá a un peculiar personaje sobre el que pesa una extraña maldición. Una más que interesante vuelta de tuerca al mito del hombre lobo, como sólo al gran Howard se le podía ocurrir. Aparición en el cuadrilátero: relato violento de fantasmas con un buen mensaje final, y bastante atípico dentro de la narrativa del autor. El terrible tacto de la muerte: No destila tanta calidad como los anteriores Cabeza de Lobo: el narrador llega a un castillo en el África, a orillas del Níger, donde, de visita, conocerá a un peculiar personaje sobre el que pesa una extraña maldición. Una más que interesante vuelta de tuerca al mito del hombre lobo, como sólo al gran Howard se le podía ocurrir. Aparición en el cuadrilátero: relato violento de fantasmas con un buen mensaje final, y bastante atípico dentro de la narrativa del autor. El terrible tacto de la muerte: No destila tanta calidad como los anteriores pero sí que genera más de un sobresalto, en cuanto el terror es puramente psicológico. Interesante. El horror del túmulo: estremecedor cuento de vampiros, una de las joyas que brilla en esta antología. Un granjero obsesionado con saber lo que hay debajo de un antiguo túmulo de la época de la Conquista libera sin saberlo a un pariente español del Conde Drácula. De lo mejorcito de toda la obra de Howard. El hombre en tierra: otro relato de fantasmas en el far west, aunque me dejó con sabor a poco. La marca del cabo: entretenido relato en el que el protagonista debe luchar, con ayuda de los muertos, contra una entidad maligna vikinga sepultada hace siglos. Muy buena ambientación y por supuesto, incorpora los tan apreciados elementos de horror cósmico característicos del autor. El fantasma del anillo: puro weird menace de la mano de Kirowan y O'Donnel, detectives de lo oculto al mejor estilo de Carnacki, John Silence o De Grandin. En este caso el elemento maligno es una vez más un anillo, paradigma del objeto maldito a través del cual el nigromante hechiza a sus víctimas en cualquier relato pulp, y con un final un poco rosa para mi gusto, pero en definitiva muy bueno. Toda la serie Conrad - Kirowan - O'Donnel, con La Piedra Negra como relato de referencia, es excelente. La Luna de Zambebwei: sigue el pulp con sectas, asesinatos, torturas, traiciones y negros adoradores de una bestia caníbal a la que ofrecen sacrificios humanos en el medio de bosques tenebrosos y oscuros pantanos de la América profunda, un deleite. Canaan negro: otro cuento también en la línea weird menace donde otra vez los negros tienen un papel preponderante en la trama y aquí el eje de la misma es la lucha a muerte con el blanco, mucha violencia, con el vudú como arma sobrenatural y pantanos infestados de zombies, y una femme fatale negra que planea adueñarse de las tierras que disputan a los blancos mediante la magia negra. Los muertos no olvidan: de los mejores relatos de fantasmas de Howard, ambientado una vez más en el viejo oeste que tan lejano parece a este tipo de historias sobrenaturales. La casa de Arabu: Soberbio cuento de vampiros ambientado en la opresiva y tétrica Sumeria imaginada por Howard, excelentemente documentado y con grandes dosis de gore, más un viaje al más allá donde el protagonista deberá enfrentarse en peleas a espada con fantasmas de antiguos monarcas. Este tipo de historias en las que se combina perfectamente historia con novela negra, detectivesca y de terror sólo podía ocurrírsele a un iluminado como el autor. La perdición de Dermod: El primer relato de la serie de Kirowan y Conrad, una historia triste y evocadora, con elementos sobrenaturales pero con un final feliz. Delenda Est: para mí el relato más prescindible del libro, quizá no lo entendí, tendría que releerlo. Aguas inquietas: un buen relato de fantasmas aunque algo simplón en el desarrollo, pero con buen desenlace. El Horror sin nariz: típico relato sobre momias y maldiciones, esta vez de la serie de los detectives Costigan y Gordon, aunque aquí sólo aparece el segundo, de todas maneras a pesar de ser en extremo previsible, lo disfruté y me recordó vagamente a las películas de la famosa productora Hammer. La Cosa con pezuñas: en este relato vuelven a aparecer los horrores cósmicos, aparece el Libro Negro de Von Juntz que ya conociéramos en La Piedra Negra, y aunque esta vez el ser cthuloideano de turno no tendrá que enfrentarse a Kirowan o Conrad, se las verá con un héroe anónimo armado con una espada templaria. Muy bueno. La última canción de Casonetto: El detective de lo oculto John Gordon recibe una cinta de audio con un extraño mensaje de un adorador del diablo que él mismo se encargó de atrapar y enviar al cadalso. Corto pero muy bueno, con terror, criaturas infernales invisibles y tormento psicológico con un Howard que despliega toda su creatividad narrativa en estas pocas líneas. Los moradores bajo la tumba: El mejor relato para cerrar el libro, Conrad y O'Donnel descubren en unas cavernas excavadas bajo una tumba sin dueño a unas criaturas que definitivamente fueron de este mundo... pero que ya no le pertenecen. Relato de ¿vampiros? Es difícil encuadrarlo en este género, pero el desasosiego que provoca la última frase de Conrad es digna de hacer que este relato quede entre los clásicos, a la altura de los del Maestro Lovecraft. Larga vida a Robert E. Howard

  8. 4 out of 5

    Rolo

  9. 5 out of 5

    Nemorga

  10. 5 out of 5

    Dfotw

  11. 5 out of 5

    Oriol

  12. 4 out of 5

    José Antonio

  13. 5 out of 5

    markandeyaka

  14. 5 out of 5

    BicicletaGris

  15. 4 out of 5

    Chad

  16. 5 out of 5

    José Ángel de Dios

  17. 4 out of 5

    Luis

  18. 5 out of 5

    Aldo Phy

  19. 4 out of 5

    Txisko

  20. 4 out of 5

    Juan

  21. 4 out of 5

    Santiago

  22. 5 out of 5

    Jose Bouza López

  23. 4 out of 5

    Psmontero

  24. 5 out of 5

    Fdo Rueda

  25. 5 out of 5

    Dr. Benway

  26. 4 out of 5

    Carlos Suárez

  27. 5 out of 5

    Sebastian

  28. 4 out of 5

    CharlieBitsMe

  29. 4 out of 5

    Javier Artero Fernández

  30. 5 out of 5

    Sergio Sánchez

Add a review

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Loading...