web site hit counter Persuasión de los días - Ebooks PDF Online

30 review for Persuasión de los días

  1. 5 out of 5

    Aldo Diosdado

    Estos poemas son más sucios, los adjetivos y los conceptos que utiliza vienen de los rincones más oscuros de la coladera. Hay un disgusto general que se genera desde su interior, aprehende su existencia a través de la experiencia poética. La vaca y el acto de hincarse siguen presenten, al igual que la sombra que no lo deja. Mis favoritos: Vuelo sin orillas; Aparición urbana; ¿Dónde?; Tríptico; y Comunión plenaria.

  2. 4 out of 5

    Hilario Rajuán

    “La lluvia, con frecuencia, penetra por mis poros, ablanda mis tendones, traspasa mis arterias, me impregna, poco a poco, los huesos, la memoria. Entonces, me refugio en un rincón cualquiera y estirado en el suelo escucho, durante horas, el ritmo de las gotas que manan de mi carne, como de una gotera” p. 50 (Nocturno 5) “Se fue el pasto, el arroyo. Se fueron los caballos. Los árboles, la casa, los caminos se fueron. La costa ya no estaba, ni la mar, ni la arena. Me quedaban las nubes, pero también partieron.” p. 81 (Deserci “La lluvia, con frecuencia, penetra por mis poros, ablanda mis tendones, traspasa mis arterias, me impregna, poco a poco, los huesos, la memoria. Entonces, me refugio en un rincón cualquiera y estirado en el suelo escucho, durante horas, el ritmo de las gotas que manan de mi carne, como de una gotera” p. 50 (Nocturno 5) “Se fue el pasto, el arroyo. Se fueron los caballos. Los árboles, la casa, los caminos se fueron. La costa ya no estaba, ni la mar, ni la arena. Me quedaban las nubes, pero también partieron.” p. 81 (Deserción)

  3. 4 out of 5

    Raúl Ricardo

    Uno de mis poemas favoritos en una de mis películas favoritas. Uno de mis poemas favoritos en una de mis películas favoritas.

  4. 5 out of 5

    Maca Mamone

    Este es mi libro favorito de Girondo, para mi gusto contiene los mejores poemas. Desde que leí "Aparición urbana" se convirtió en mi poema favorito. Como siempre, Girondo narra hechos cotidianos desde otra perspectiva y te provoca nuevas sensaciones. Este es mi libro favorito de Girondo, para mi gusto contiene los mejores poemas. Desde que leí "Aparición urbana" se convirtió en mi poema favorito. Como siempre, Girondo narra hechos cotidianos desde otra perspectiva y te provoca nuevas sensaciones.

  5. 4 out of 5

    Alexandra

    En este libro hay una fatalidad muy explícita, un sentimiento de vacío, de fetidez, de angustia. Un esfuerzo por naturalizar la propia muerte, el sufrimiento intrínseco en existir. El primer poema de este libro, “Vuelo sin orillas” me recordó al peruano César Vallejo. Y encontré en todos los demás poemas el mismo aire, solo que un poco más cargado de fatalidad, recurso en el que, personalmente, considero que el autor se explaya más de lo necesario, encontrando algunos textos que rozan lo grotesco En este libro hay una fatalidad muy explícita, un sentimiento de vacío, de fetidez, de angustia. Un esfuerzo por naturalizar la propia muerte, el sufrimiento intrínseco en existir. El primer poema de este libro, “Vuelo sin orillas” me recordó al peruano César Vallejo. Y encontré en todos los demás poemas el mismo aire, solo que un poco más cargado de fatalidad, recurso en el que, personalmente, considero que el autor se explaya más de lo necesario, encontrando algunos textos que rozan lo grotesco e incómodo a la lectura. Hay algunas imágenes que me resultaron demasiado construidas, pero otras muy humanas y tiernas, como aquellas que se acercan a la naturaleza y otros tantos que pretenden elevarnos a la felicidad.

  6. 5 out of 5

    Manuel Fontana

    Ni en ese tiempo, ni ahora, han dejado de hablar las lenguas carcomidas por vocablos hipócritas. Sin embargo, algunos decidimos ignorarlos, y poner oídos solo en nuestra voz, una tarde lluviosa como ésta, recitando poemas de Oliverio Girondo.

  7. 5 out of 5

    Flo

    "(...) Cúbrete el rostro y llora. Vomita. ¡Sí! Vomita, largos trozos de vidrio, amargos alfileres, turbios gritos de espanto, vocablos carcomidos; sobre este purulento desborde de inocencia, ante esta nauseabunda iniquidad sin cauce, y esta castrada y fétida sumisión cultivada en flatulentos caldos de terror y de ayuno. (...)" "(...) Cúbrete el rostro y llora. Vomita. ¡Sí! Vomita, largos trozos de vidrio, amargos alfileres, turbios gritos de espanto, vocablos carcomidos; sobre este purulento desborde de inocencia, ante esta nauseabunda iniquidad sin cauce, y esta castrada y fétida sumisión cultivada en flatulentos caldos de terror y de ayuno. (...)"

  8. 5 out of 5

    Danae

    Y en mi anhelo por surcar los cielos, me topo con Girondo: con la inefable persuasión de los días que me lleva a abandonarlo todo, "para salir volando, desesperadamente". No pasar por alto el prólogo de Enrique Molina: es esclarecedor. Y en mi anhelo por surcar los cielos, me topo con Girondo: con la inefable persuasión de los días que me lleva a abandonarlo todo, "para salir volando, desesperadamente". No pasar por alto el prólogo de Enrique Molina: es esclarecedor.

  9. 4 out of 5

    Meli Reu

  10. 5 out of 5

    Agos

  11. 4 out of 5

    Patricio

  12. 5 out of 5

    Davidjuspex

  13. 4 out of 5

    Lauri

  14. 4 out of 5

    Diego Gil

  15. 5 out of 5

    Fran

  16. 4 out of 5

    Raquel

  17. 4 out of 5

    Lara Eva

  18. 4 out of 5

    Clari Pereyra risma

  19. 5 out of 5

    Hugo Barine

  20. 4 out of 5

    Jime Sawa

  21. 4 out of 5

    Steven

  22. 4 out of 5

    Bautista

  23. 4 out of 5

    Oly

  24. 4 out of 5

    Mateo Espina Mairal

  25. 5 out of 5

    Fernando Ladislao

  26. 5 out of 5

    Lena

  27. 4 out of 5

    Luis Arciniegas

  28. 4 out of 5

    Ori

  29. 5 out of 5

    Oscar

  30. 5 out of 5

    Michelle

Add a review

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Loading...
We use cookies to give you the best online experience. By using our website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.