web site hit counter Biography of Silence: An Essay on Meditation - Ebooks PDF Online
Hot Best Seller

Biography of Silence: An Essay on Meditation

Availability: Ready to download

A publishing phenomenon in Spain: a moving, lyrical, far-ranging meditation on the deep joys of confronting oneself through silence by a Spanish priest and Zen disciple. With silence increasingly becoming a stranger to us, one man set out to become its intimate: Pablo d'Ors, a Catholic priest whose life was changed by Zen meditation. With disarming honesty and directness, a A publishing phenomenon in Spain: a moving, lyrical, far-ranging meditation on the deep joys of confronting oneself through silence by a Spanish priest and Zen disciple. With silence increasingly becoming a stranger to us, one man set out to become its intimate: Pablo d'Ors, a Catholic priest whose life was changed by Zen meditation. With disarming honesty and directness, as well as a striking clarity of language, d'Ors shares his struggles as a beginning meditator: the tedium, restlessness, and distraction. But, persevering, the author discovers not only a deep peace and understanding of his true nature, but also that silence, rather than being a retreat from life, offers us an intense engagement with life just as it is. Imbued with a rare beauty, Biography of Silence shows us the deep joy of silence that is available to us all.


Compare

A publishing phenomenon in Spain: a moving, lyrical, far-ranging meditation on the deep joys of confronting oneself through silence by a Spanish priest and Zen disciple. With silence increasingly becoming a stranger to us, one man set out to become its intimate: Pablo d'Ors, a Catholic priest whose life was changed by Zen meditation. With disarming honesty and directness, a A publishing phenomenon in Spain: a moving, lyrical, far-ranging meditation on the deep joys of confronting oneself through silence by a Spanish priest and Zen disciple. With silence increasingly becoming a stranger to us, one man set out to become its intimate: Pablo d'Ors, a Catholic priest whose life was changed by Zen meditation. With disarming honesty and directness, as well as a striking clarity of language, d'Ors shares his struggles as a beginning meditator: the tedium, restlessness, and distraction. But, persevering, the author discovers not only a deep peace and understanding of his true nature, but also that silence, rather than being a retreat from life, offers us an intense engagement with life just as it is. Imbued with a rare beauty, Biography of Silence shows us the deep joy of silence that is available to us all.

30 review for Biography of Silence: An Essay on Meditation

  1. 5 out of 5

    I. Mónica del P Pinzon Verano

    Un libro corto y amigable para leer, donde el autor, sacerdote católico, comparte su experiencia con la meditación y cómo él la interpreta. Me parece un buen libro, para los que se inician en la meditación y para los que ya están en la practica, porque meditar es una actividad tan solitaria, y los más aún para los que lo estamos haciendo sin escuela o sin maestros. Buen libro.

  2. 4 out of 5

    LaViejaPiragua

    Comenzaréis a leer este libro, pero no podréis terminarlo, no porque no vayáis a ser capaces de leerlo hasta el final, sino porque al alcanzarlo querréis empezar de nuevo o, mejor todavía, volver a abrirlo por cualquiera de sus páginas y seguir aprendiendo. Por eso tiene ese tamaño tan pequeño (15cm x 10,5cm x 1cm), para que quepa en la mesilla de noche, en la encimera de la cocina, en el mueblecito del baño, en el bolsillo del abrigo, en la mochila o en la guantera del coche y podáis así tenerl Comenzaréis a leer este libro, pero no podréis terminarlo, no porque no vayáis a ser capaces de leerlo hasta el final, sino porque al alcanzarlo querréis empezar de nuevo o, mejor todavía, volver a abrirlo por cualquiera de sus páginas y seguir aprendiendo. Por eso tiene ese tamaño tan pequeño (15cm x 10,5cm x 1cm), para que quepa en la mesilla de noche, en la encimera de la cocina, en el mueblecito del baño, en el bolsillo del abrigo, en la mochila o en la guantera del coche y podáis así tenerlo siempre a mano. “Biografía del silencio” forma parte de la colección “Biblioteca de ensayo” de la editorial Siruela, pero llega mucho más lejos que un ensayo porque es el relato pormenorizado de Pablo D’Ors sobre su experiencia con la meditación, por eso tiene más de autobiografía que de biografía, y más de confesión que de ensayo, porque no es un libro que analiza, sino que mira hacia dentro. Reconozco que la meditación como forma de conocerse y de aproximarse al misterio de la existencia siempre me ha interesado, por eso ya había leído antes otros libros al respecto, lo que diferencia a éste de la mayoría no sólo radica en la autenticidad del punto de vista, sino en que su autor es un escritor de verdad, y uno bueno además, por eso, porque acierta con las palabras correctas, con las frases precisas, lo que nos cuenta nos llega con toda la fuerza. Pablo D’Ors es además una persona de verdadero interés, os recomiendo tanto la lectura de sus novelas como que echéis un vistazo a sus entrevistas en Youtube, veréis cómo no os deja indiferentes.

  3. 4 out of 5

    Teresa

    Un buen libro para el que sea novato en la meditación o quiera empezar a hacerlo.

  4. 5 out of 5

    Marisol García

    Me temo que este libro se va a quedar conmigo para siempre, aunque obedecer sus verdades no es fácil. No es que me expusiese con él a reflexiones nuevas, sino que confirma (hermosamente) muchas sospechas previas sobre la banalidad de casi todo, las ansiedades del ego, el despilfarro de energía en lo que me ocupa, la distracción vacía del buscar entretenerse y hasta formarse en las lecturas y el cultivo rígido de la planificación.

  5. 5 out of 5

    Miguel

    excertos «Quanto mais nos observamos a nós próprios, mais se desmoronará o que acreditamos que somos e menos saberemos quem somos.» «(...)aceitarmos que estamos perdidos e de que temos andado a vaguear (...) É possível que tenhamos perdido o tempo ou, até, a vida; mas essas perdas conduziram-nos aonde agora estamos (...)»

  6. 4 out of 5

    Sara M. Bernard

    Para un lector de a pie, con escaso/nulo conocimiento de filosofías orientales varias o técnicas de meditación, es un libro con explicaciones bastante asequibles. En caso contrario, resulta demasiado simple e incluso roza la peligrosa línea con otros materiales tan de moda sobre "ser feliz", "vivir el presente", etcétera.

  7. 5 out of 5

    Marta Querol

    El fondo del libro es bueno, pero da muchas vueltas para transmitir ideas muy simples. Es como si se hubiera tratado de hacer un libro con lo que no da para mucho más que un breve discurso. Pero es interesante lo que expone sobre los efectos de la meditación sobre las personas, y como puede llegarse a la felicidad a través de ella sean cuales sean las circunstancias.

  8. 5 out of 5

    Milly Cohen

    De esas pequeñas/grandes joyas. Escribe padrísimo. Habla sobre la meditación y sobre la vida. Lo amé.

  9. 5 out of 5

    Jane

    This book began slowly for me. It is utterly different from the banter of Dan Harris's new book, "Meditation for Fidgety Skeptics." I like both of these books, although I won't finish Harris's book before I leave for vacation. d'Ors book is so much quieter and more intense and pared down. There isn't as much humor or chattiness (which feels very different from meditation to me). As I grew used to the intensity and pace of Biography of Silence, I grew to love it more and more. I need to own this This book began slowly for me. It is utterly different from the banter of Dan Harris's new book, "Meditation for Fidgety Skeptics." I like both of these books, although I won't finish Harris's book before I leave for vacation. d'Ors book is so much quieter and more intense and pared down. There isn't as much humor or chattiness (which feels very different from meditation to me). As I grew used to the intensity and pace of Biography of Silence, I grew to love it more and more. I need to own this book, so I can absorb it slowly. It really is extraordinary. The author's meditation teacher is humorous and grave, indulgent and strict. d'Ors, himself, who was a priest who seems now to be married. Here's a passage that rang true for me: "You are either conscious of your anger, of your nerves, of your worries; or your anger, your nerves and your worries run you. It is that simple: if you do not think about them, they will think for you and they will take you where you do not want to go. Ask yourself why you are angered, where your worry has sprung from, and how it is that you have become so nervous. You will find out that this inquiry turns out to be very curious and even fun. To be what one is has become the greatest challenge." I like the passage, and it seems to contradict the point of meditation as it is described in other of these short essays. I wondered sometimes about the translation, as well as the contradiction within the author's presentation. But I do get that that "being who one is...which at times is described as "being consciousness" ...seems to be the ultimate goal. Here's another passage I was struck by: "Meditation...is a practice of reunion, reunification. We want to be with ourselves. Our habitual unconsciousness avoids it, but our deepest conscious knows it. "Having practiced silence in Quaker Meeting and in Quaker classrooms, I know it can be powerful, even for children. I also know it can be tedious, or boring for them if they have now sense of the possibilities. Since I've always been curious about the possible uses and goals of silence (whether is is Quaker practice or Tibetan Buddhist practice), the book is intriguing to me. I'll definitely buy a copy. Ellen's review contained this quotation from the book, which I also found wonderful. "The Discovery of Disappointment is our primary teacher. Everything that disappoints us is a friend."

  10. 4 out of 5

    Daphyne

    In 100 pages, Pablo d’Ors writes 40 or so reflections on meditation. As a catholic priest, I expected Christianity to influence his musings, or at least syncretism of Christianity & Eastern mysticism, but this is straight up Buddhist & Gnostic thought. If you are looking for a secular book on becoming one with the universe and happy in yourself, then this is for you. The author’s writing is beautiful, just far outside of my expectations. In 100 pages, Pablo d’Ors writes 40 or so reflections on meditation. As a catholic priest, I expected Christianity to influence his musings, or at least syncretism of Christianity & Eastern mysticism, but this is straight up Buddhist & Gnostic thought. If you are looking for a secular book on becoming one with the universe and happy in yourself, then this is for you. The author’s writing is beautiful, just far outside of my expectations.

  11. 4 out of 5

    Manuel Alfonseca

    ESPAÑOL: Este libro no es un manual de técnicas y prácticas para la meditación. Es un libro que ofrece muchas razones para meditar, pero no dice cómo hacerlo. Las razones, sin embargo, son muy convincentes. Coincido con el autor en mucho de lo que dice. ENGLISH: This book is not a manual of meditation techniques and practices. It offers many reasons to meditate, but does not say how to do it. The reasons, however, are quite convincing. I agree with the author in much of what he says.

  12. 5 out of 5

    Isa Lot

    En esta obra, Pablo d,Ors nos habla por encima de su proceso durante los años de su práctica de la meditación tradicional o como el llama meditación de silencio, y nos habla mas en profundidad de multitud de aspectos de la vida y la personalidad de los seres humanos. Encontramos gran cantidad de reflexiones del autor, sobre todo tipo de situaciones, acciones y pensamientos, es profundo y está compuesto de muchos fragmentos y frases que en ocasiones son perlas de sabiduría. En mi opinión es muy f En esta obra, Pablo d,Ors nos habla por encima de su proceso durante los años de su práctica de la meditación tradicional o como el llama meditación de silencio, y nos habla mas en profundidad de multitud de aspectos de la vida y la personalidad de los seres humanos. Encontramos gran cantidad de reflexiones del autor, sobre todo tipo de situaciones, acciones y pensamientos, es profundo y está compuesto de muchos fragmentos y frases que en ocasiones son perlas de sabiduría. En mi opinión es muy filosófico, había cosas que me chocaban, como que un sacerdote católico hable sobre relaciones de pareja o relaciones de amantes, pero imagino que lo hace en el sentido filosófico. En el sentido negativo, hay fragmentos en los que parece que para el autor la vida estuviera llena de dolor y el mundo fuera un lugar terrible, en contraposición a la carga de positivismo y motivación frente a estos aspectos que desprenden otros yoguis y personas expertas en meditación que he escuchado hablar, a veces parece que el autor usa la meditación como una cueva protectora donde resguardarse de todo eso. También ha sido realmente raro leer cosas referentes al catolicismo mientras que hablaba de meditación, la verdad que esto no lo comparto en absoluto. Si te interesa la meditación, es un buen libro, pero no el típico libro sobre Zen, meditación tradicional, o del estilo que tanto se publica ahora relacionados con el cosmic thinking.

  13. 5 out of 5

    Alejandro Ramírez arballo

    Conocí a Pablo d´Ors por accidente hace unos cuantos días apenas, mientras viajaba en autobús desde mi trabajo a casa, escuchando un programa de Radio Nacional de España. La mujer que hablaba sobre Biografía del silencio, el libro que ahora reseño, se mostraba entusiasta y afirmaba sin asomo alguno de exageración que dicho libro le había cambiado la vida. No sé qué fue pero el tono de aquella voz hizo nacer en mí una tremenda curiosidad, así que apenas llegué a casa decidí comprarlo en su versió Conocí a Pablo d´Ors por accidente hace unos cuantos días apenas, mientras viajaba en autobús desde mi trabajo a casa, escuchando un programa de Radio Nacional de España. La mujer que hablaba sobre Biografía del silencio, el libro que ahora reseño, se mostraba entusiasta y afirmaba sin asomo alguno de exageración que dicho libro le había cambiado la vida. No sé qué fue pero el tono de aquella voz hizo nacer en mí una tremenda curiosidad, así que apenas llegué a casa decidí comprarlo en su versión electrónica y un par de horas después estaba ahí, en el sofá de mi sala, en silencio y atónito, pensando en todo lo que acaba de leer: me sentía reivindicado más que entusiasmado, avalado por esas pocas páginas en las que se consigna un viaje espiritual que coincidía con el mío y seguramente con el de millones más: no es casualidad que Biografía del silencio sea un bestseller que ha superado los cien mil ejemplares y cuya vigésimo primera edición acaba de ser publicada, según lo informa su sitio oficial de internet. Todo un logro en el mercado de lengua española. Se dice de este libro que es un ensayo sobre la meditación, pero no estoy tan seguro de que así sea. Contiene cuarentainueve fragmentos sin ilación, textos con relativa independencia en los que el autor nos habla de su experiencia personal en el arte de la meditación: sus primeras dificultades, la evolución natural de la práctica y la eventual transformación de la persona, conseguida con base en una disciplina de abandono radical en el silencio. No persigue, pues, una estructura expositiva de carácter pedagógico o la bien salpimentada retórica de los polemistas: lo que aquí leemos es más un testimonio, una suerte de bitácora del viajante del espíritu. Nos interpela por la fuerza de la verdad con que esas reflexiones son expresadas, con fidelidad y humildad extremas, sin la petulancia de los eruditos o la arrogancia de quienes se asumen a sí mismos como maestros de vida. D´Ors consigna no sin asombro la transformación que ha experimentado durante todos estos años de devoción al silencio, y quizás lo que más resalta es la identificación entre la práctica meditativa y el amor. “El amor -como el arte o la meditación- es pura y llanamente confianza”, nos dice. Identifica la plenitud de la vida con una conciencia de ser en el mundo que no se encuentre mediatizada por el lenguaje, tal como ocurre con la filosofía o la teología, disciplinas a las que ha dedicado gran parte de su proceso de formación intelectual. Ese amor no es sentimental, queda claro, sino experiencia profunda de unidad entre el yo y el entorno, destacando, como es natural en un pensador cristiano, al otro, el compañero peregrino que recorre junto a nosotros todos los caminos de este mundo. El gran enemigo de la persona es el ruido, que contamina y distrae, que entorpece y separa, que oculta y miente siempre. Para d´Ors (esto lo retoma de Simone Weil) la observación atenta de la realidad es la vía de acceso a un conocimiento experimental y espiritual del mundo; la recuperación de la comprensión, por tanto, pasa por darle la espalda a la ingente cantidad de estímulos distractores que nos apartan de nuestra más elevada y urgente misión, que es la de ver nuestro rostro verdadero sobra las aguas precipitadas en el silencio. Quien medita porfiadamente está dulcemente condenado a expandir su conciencia de sí mismo y por ese sólo hecho recuperar su patria original, que es la inocencia de la infancia. ¿Qué significa ser inocente? Respondo siguiendo lo que el propio autor afirma o sugiere: aceptar la vida como es, vivirla de primera mano, renunciar a la nostalgia o la ansiedad, reír, abrazar a los demás, no esperar nada, asumir con alegría el oleaje milagroso de lo cotidiano, evitar pensar demasiado, renunciar a toda pretensión absoluta; en pocas palabras, algo semejante a lo que las tradiciones místicas de oriente conocen como iluminación. Esta biografía no es un manual para meditadores en potencia, no es un instructivo. No hay recetas ni fórmulas sino testimonios y cavilaciones que se hacen visibles en la palabra, que no es ruido sino la contraparte precisa de ese silencio amorosamente elaborado en la meditación. Nos hundimos en la plena conciencia del momento presente para aquietar las tempestades de nuestras instancias interiores, no para escapar de la vida, que es flujo constante, presencia cambiante, posibilidad infinita del espíritu. Es una hermosa paradoja, pero la verdad es que es preciso cerrar los ojos para ver; guardar silencio para conocer por vez primera el color de nuestra voz. Siendo Pablo un sacerdote, uno pudiera ceder a la tentación de creer que este libro posee un carácter doctrinal, pero no hay motivo para sostener esto después de su lectura. Es un texto humanísimo en el que cabemos todos sin importar cuál sea nuestro trasfondo cultural o ideológico. De lo que se trata es de recuperar la conciencia de que somos parte de la vida y de que ésta no es una maquinaria desmontable (como sostienen empecinadamente los materialismos) sino una experiencia de conjunto, gloriosa e inasible siempre. Esta aceptación sólo es posible en la humildad, y no podemos ser humildes si seguimos insistiendo en el parloteo y asumiendo como natural este caos mental que nos han implantado los señores del escandalo. Después de todo, nos recuerda el escritor español, de lo que se trata es de vivir, de abandonar las inercias que nos separan de la simplicidad y el deleite de la existencia sin pretensiones a la que nuestra alma esta llamada. No hay mejor vía para conseguir este fin que sentarnos en la tierra, cruzar las piernas, soltar el corazón y concentrar nuestra atención en la respiración, que es metáfora perfecta de los dos movimientos naturales de la vida: aceptación y entrega. Esto es vivir de veras. Después de todo, como d´Ors nos dice una y otra vez en sus novelas y sus homilías: “Pensamos mucho la vida, pero la vivimos poco”.

  14. 5 out of 5

    Esther

    Maravilloso.

  15. 5 out of 5

    Pablo

    Afirma el autor: “Hablar o escribir sobre la meditación silenciosa es, en verdad, una contradicción, una paradoja. Por eso, a nadie servirá mucho nada de todo esto. Más aún: lo más aconsejable sería dejar ya de leer y ponerse a meditar”. Pero precisamente el libro es efectivo y útil por ello: para un lector sin experiencia en la meditación como yo, es difícil entender realmente de lo que habla pero despierta la curiosidad. Como dice el ‘Tao te king’, precisamente, “el Tao que puede ser nombrado Afirma el autor: “Hablar o escribir sobre la meditación silenciosa es, en verdad, una contradicción, una paradoja. Por eso, a nadie servirá mucho nada de todo esto. Más aún: lo más aconsejable sería dejar ya de leer y ponerse a meditar”. Pero precisamente el libro es efectivo y útil por ello: para un lector sin experiencia en la meditación como yo, es difícil entender realmente de lo que habla pero despierta la curiosidad. Como dice el ‘Tao te king’, precisamente, “el Tao que puede ser nombrado no es el verdadero Tao”. Resulta llamativo que un sacerdote católico defienda con tanta pasión ideas propias del budismo zen y el taoismo. Pero logra su principal objetivo: que quieras saber probar a transitar el camino.

  16. 4 out of 5

    Ariestess

    What an absolutely fascinating book! I wasn't entirely sure what to expect when I first saw it at the library and picked it up on a whim, but I thought it sounded interesting. And it actually was quite interesting. It's a very dense book and took me some time to really read and absorb the information. There were several points where I hated that it wasn't my own copy to mark up, so I'll probably grab a copy at some point and do a reread. I know I'll definitely need a reread just because I'm sure What an absolutely fascinating book! I wasn't entirely sure what to expect when I first saw it at the library and picked it up on a whim, but I thought it sounded interesting. And it actually was quite interesting. It's a very dense book and took me some time to really read and absorb the information. There were several points where I hated that it wasn't my own copy to mark up, so I'll probably grab a copy at some point and do a reread. I know I'll definitely need a reread just because I'm sure there's stuff I missed along the way.

  17. 5 out of 5

    Marcos Francisco Muñoz

    No comprendo cuál terminaría siendo la intención de este texto, plagado de contradicciones y aforismos que bien pueden ser encontrados en los libros de superación personal que uno se topa en el supermercado. Como diario de una aproximación cristiana a una técnica "transreligiosa", el libro queda debiendo mucho, como narración anecdótica, llega a ser soporífero. Me alegra mucho no haber pagado por este libro.

  18. 5 out of 5

    Jorge

    Es un libro de un hombre contando generalidades sobre su experiencia de meditación, tratando de ser profundo. Me acerqué al libro tratando de aprender sobre la meditación cristiana y me encontré con que el autor, sacerdote católico, es un ferviente promotor del budismo zen. Una gran desilusión.

  19. 5 out of 5

    Jorge Berlín

    Es una introducción a la meditación, de manera espontánea y libre. Breve e intenso.

  20. 5 out of 5

    Xavi Puig

    Un ensayo sobre la experiencia del autor en su primer año de iniciación a la meditación silenciosa. Es un ensaño de corte muy personal, donde el autor va compartiendo sus pensamientos y sensaciones sobre lo que ofrece el silencio, la meditación y la vida contemplativa. Al mismo tiempo, también comparte su visión del mundo desde ese nuevo lugar. El ensayo se divide en pequeños capítulos, cada uno de ellos dedicado a un tema específico: la creatividad, las relaciones sentimentales, el tiempo, la n Un ensayo sobre la experiencia del autor en su primer año de iniciación a la meditación silenciosa. Es un ensaño de corte muy personal, donde el autor va compartiendo sus pensamientos y sensaciones sobre lo que ofrece el silencio, la meditación y la vida contemplativa. Al mismo tiempo, también comparte su visión del mundo desde ese nuevo lugar. El ensayo se divide en pequeños capítulos, cada uno de ellos dedicado a un tema específico: la creatividad, las relaciones sentimentales, el tiempo, la naturaleza… Me ha gustado el tono tan personal del libro. D’Ors abre su pensamiento al lector, y con él sus miedos, debilidades e incoherencias durante su viaje. Nos muestra en primera persona la vulnerabilidad y contradicción permanente del ser humano en el transcurso de la vida. También destacaría la belleza del texto. El libro está lleno de alegorías e imágenes evocativas que hacen que la lectura sea muy agradable. Como una meditación.

  21. 4 out of 5

    Elsa Lacruz

    3.5 estrellas. Un libro bastante asequible en el que el autor explica sus experiencias en la práctica de la meditación en capítulos cortitos. Algo repetitivo si se lee del tirón, pero interesante para releer fragmentos en cualquier momento. Me ha dado ganas de recuperar la práctica de la meditación. Regalo de mi padre el día que nació mi hija :)

  22. 5 out of 5

    Javier Gil Jaime

    Obra de extraña lucidez, sincera, acerca de la búsqueda del yo espiritual, de la serenidad interior, del bienestar. Biografía del silencio es una obra de obligada relectura, de puesta en practica, de iniciación a la meditación diaria, de encuentro con el yo interior. Un manual para los intrepidos de la aventura espiritual, un itinerario de la verdad interior.

  23. 5 out of 5

    Francisco J. López

    Un libro corto en páginas pero amplio en valor, que va al hueso de lo que realmente importa: observar, respirar, meditar... vivir.

  24. 5 out of 5

    Guida

    La seva experiència personal en meditació zen + oració contemplativa cristiana, escrita de manera q t'enganxa des de la 1ª línia. Sap de què parla i sedueix

  25. 4 out of 5

    Samue l

    " toda búsqueda auténtica acaba por remitirnos adonde estábamos. El dedo que señala termina por darse la vuelta y apuntarnos."

  26. 5 out of 5

    Francyy

    Un libro non solo da leggere, ma da vivere. Da tenere sempre con sé. Capitolo dopo capitolo, parola dopo parola. Una Grande scoperta

  27. 4 out of 5

    Karen Merino Caballero

    Pablo d'Ors nos acerca a la disciplina de la meditación y lo hace de una manera amena, sencilla y muy fácil de leer , pero a la vez también profunda. Enfocado para todos aquellas personas que inician con un estilo de vida introspectivo y también por qué no, a los que están ya avanzados en esto, dándonos consejos de como hacerlo. Me encantó , lo super recomiendo. 😊📖💯

  28. 5 out of 5

    Luna

    Si bien el mundo de la meditación llevaba bastante tiempo reclamando mi atención, este es el primer libro que leo acerca de esta práctica, haciendo que escogiese este libro porque trata la experiencia personal del propio autor y sin dudarlo ni un segundo recomiendo su lectura para todo aquel que quiera comenzar a adentrarse un poco más en este mundo —como servidora— o simplemente ver otro punto de vista sobre las pequeñas cosas de la vida desde la vista desde la filosofía oriental, —algo muy enr Si bien el mundo de la meditación llevaba bastante tiempo reclamando mi atención, este es el primer libro que leo acerca de esta práctica, haciendo que escogiese este libro porque trata la experiencia personal del propio autor y sin dudarlo ni un segundo recomiendo su lectura para todo aquel que quiera comenzar a adentrarse un poco más en este mundo —como servidora— o simplemente ver otro punto de vista sobre las pequeñas cosas de la vida desde la vista desde la filosofía oriental, —algo muy enriquecedor—.

  29. 4 out of 5

    Alex Sagrado

    Una precioso recorrido por la huella que imprime la meditación en el hombre. Repleto de experiencias llevadas a las palabras de un meditador regular. Fantástico tanto para aquellos que ya practican la meditación como para los que se inician. Se ha convertido en uno de mis libros favoritos de esta temática.

  30. 5 out of 5

    Fernando Pérez Pérez

    Dice: "Verse de verdad a uno mismo es realmente fascinante y divertido. Al fin y al cabo por eso vamos al cine o leemos novelas: para que nos cuenten cómo somos, para identificarnos con el protagonista" y contrasta con Ferlosio, su koan: “; ¡sí, hombre, como sino tuviera otra cosa en qué pensar!”, y sin querer hacer una escala de "grados zen", cosa que acaso sea poco zen, aunque tampoco pretenda ser zen... en fin, me parece poco me-di-ta-do. Dice: " lo bueno de la meditación es que, en virtud Dice: "Verse de verdad a uno mismo es realmente fascinante y divertido. Al fin y al cabo por eso vamos al cine o leemos novelas: para que nos cuenten cómo somos, para identificarnos con el protagonista" y contrasta con Ferlosio, su koan: “<>; ¡sí, hombre, como sino tuviera otra cosa en qué pensar!”, y sin querer hacer una escala de "grados zen", cosa que acaso sea poco zen, aunque tampoco pretenda ser zen... en fin, me parece poco me-di-ta-do. Dice: " lo bueno de la meditación es que, en virtud de mi ejercicio continuado, empecé a desechar de mi vida todo lo quimérico y a quedarme exclusivamente con lo concreto." ¿Tanto "mi" es necesario? Y si es así todo eso de la abstracción, por qué dice 16 páginas después: "la meditación enseña, en cambio que cuando no se tiene nada, se dan más oportunidades al ser. Es en la nada donde el ser brilla en todo su esplendor". Esa contradicción trae un resquemor especial porque es más fácil predicar franciscanismos zen cuando se reciben los estipendios de Roma. Y este lector buscaba una meditación distinta, compatible con la transformación material de la existencia. Acaso los que se sientan a meditar también necesiten sentarse a rellenar los formularios del ingreso mínimo vital, ¿no es posible una sentada revolucionaria? ¿O esa contradicción no se permite? Otra: "en la meditación silenciosa y en quietud no hay adornos ni florituras, basta una habitación que no esté demasiado caldeada ni demasiado fría [¡qué suerte!] basta un banquito o un cojín para sentarse [¡blandito!] y una esterilla [¿bambú?]; acaso incienso muy suave [¿también?] incluso un pequeño altar con una vela encendida [¿por último?]; todo invita a la interiorización". Ítem más: "me gusta o no me gusta, es así como solemos dividir el mundo, exactamente como lo haría un niño. Esa clasificación no solo resulta egocéntrica, sino radicalmente empobrecedora". De acuerdo, pero por qué entonces 23 páginas después empieza otro capítulo así: "Tras mucho pensarlo, he concluido que lo que más me gusta de meditar es que resulta un espacio, un tiempo, no dramático". Todos tenemos nuestras contradicciones, cierto, aunque algunas contribuyen más que otras a mantener un sistema que solo incrementa las desigualdades. Un rasgo sintomático que destaca es cuando el autor apela a la "creatividad", releo cómo Alberto Santamaría traza con agudeza la genealogía neoliberal del concepto en En los límites de lo posible y al poco veo en el ensayito de d'Ors: "Gracias a mis sentadas de meditación he descubierto que todo sin excepción puede ser una aventura. Escribir una novela, cultivar una amistad, hacer un viaje... es una aventura [¿y coger la fresa bajo el plástico?], pero es que también dar un paseo puede ser una aventura, y leer un cuento, o prepararte la cena [por fin una "tarea" y a continuación eso se asocia con "lo gris"]. En realidad, cualquier jornada, aun la más gris, es para quien sepa vivirla una aventura inconmensurable. Hacer la cama, lavar los platos, ir a la compra, sacar al perro (...) todo esto son aventuras cotidianas, pero no por ello menos excitantes y hasta peligrosas [¡pardiez!]. (...) Lo que realmente mata al hombre es la rutina, lo que le salva es la creatividad, es decir, la capacidad para vislumbrar y rescatar la novedad." Ah, de acuerdo. Esto permite entender el "fondo ideológico" de este librito tan superventas. Esa es la aventura que propone, "la liberadora aventura de la perdición". ¿Y que es lo que pierdes al leer este ensayo? Haciendo balance, ganas recordar que " todas las dificultades que nos toca atravesar (...) son oportunidades que el destino nos ofrece para crecer", ganas la certeza de que "nos inventamos los problemas y las dificultades para sazonar nuestra biografía", solo por eso, y que "descubrir que uno no puede realizar determinadas tarea, no tiene porqué ser un problema, puede ser una liberación". ¿Qué pasa si esa tarea es juntar el dinero para pagar la hipoteca? "Gracias a la meditación he descubierto que ninguna carga es mía si no me la he hecho a los hombros" Si acabas en la calle, si no puedes pagar tu tratamiento, si tu gente se muere, tranquilo: "el cambio es (...) el mejor baremo de la vitalidad de una vida" y además, " y esto es lo capital, puede vivirse de forma no dramática". Lo más importante es no hacer escándalo, no quemar cajeros ni oficinas de trabajo temporal. "Somos responsables de nuestro estar bien o estar mal" y las emociones " no son más que la combinación de determinadas sensaciones corporales con determinados pensamientos". Por eso "el potencial de nuestra soberanía es sobrecogedor". Y tanto. Nuestra disposición al autoengaño es casi ilimitada, aunque siempre viene bien darle una mica de ayuda, una mijita más, por eso insiste d'Ors en recalcarnos "estás bien con lo que eres, eso es lo que se debe comprender. Ver que estás bien cómo estás, eso es despertar. ", y firma un superventas. Los críticos han firmado reseñas elogiosas de la Biografía del silencio y en febrero se estrenó una adaptación en el teatro Abadía. Yo lo encontré por 1 € en la librería de una ONG, con una estampita de separador, y lo he llenado de subrayados y apuntes, aunque en estas notas dejo fuera la mitad. No sabía si compartirlos porque hace doce años Pablo d'Ors me cayó muy bien, en un rato breve de charla que tuvimos. Era el consejero espiritual de un compañero en la carrera y capellán de la Autónoma, un cura heterodoxo, de esos que se disfrazan de no curas, y la verdad muy simpático, muy culto y amable. Recuerdo que me invitó al café y por eso me frenaba, por ese euro y pico que casi compensa el euro que pagué por su librito. Ahora, con nuevas noticias sobre el juicio por el asesinato de Ignacio Ellacuría y de otros jesuitas que murieron por llevar justicia y emancipación a El Salvador, esa masacre en la que parece que estuvo implicada la CIA, se me hace necesario recordarlo junto a esa Biografía de d'Ors, de su propuesta de silenciamiento, que mientras sigue la guerra Fría por otros medios se pone muy del lado del mercado y sus mercenarios, y nos dice que: "El dolor deja de ser tan doloroso cuando te acostumbras a él. No sé bien como he llegado a semejante hallazgo." Yo tampoco, y además no quiero acostumbrarme, ni tampoco que nadie se acostumbre.

Add a review

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Loading...
We use cookies to give you the best online experience. By using our website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.